10 Errores Que Cometemos Al Pagar Deudas

10 Errores Que Cometemos Al Pagar Deudas

La decisión de salir de una deuda es un cambio de vida, si estás dispuesta a asumir el compromiso necesario que la acompaña.

En otras palabras, hay que tomar muchas decisiones y es posible, si no es probable, cometer algunos errores en el camino. Aquí hay algunos errores que puedes evitar, y harán que sea más fácil salir de tus deudas.

Te puede interesar: Mi Mejor Estrategia Para Mejorar Tus Finanzas

1. Los mismos viejos hábitos de gasto.

Las personas son criaturas de hábitos y gastar dinero no es una excepción. Compramos en las mismas tiendas, comemos en los mismos restaurantes y manejamos el mismo auto, porque es cómodo. También nos cuesta más de lo que podemos manejar financieramente.

Remedio: Si no cambias tus hábitos de gasto, nunca saldrás de la deuda. Comienza con tus hábitos de la mañana (toma tu café y desayuna en casa, por ejemplo). Ve a almorzar algo que lleves de casa, no con afectando a tu billetera. Por la noche, ve juegos o películas en la televisión mientras comes algo hecho en casa. Verás un impacto inmediato en tus hábitos de gasto. No tienes que prescindir. Solo tienes que tomar mejores decisiones con lo que haces.

2. Tratar de salir de la deuda sola.

Las personas se resisten a pedir ayuda a familiares o amigos para lidiar con las deudas.

Remedio: llama a una agencia de asesoría de crédito sin fines de lucro y obtén ayuda gratuita de expertos. Los asesores de crédito están capacitados y certificados por organizaciones nacionales. Pueden sugerir soluciones de alivio de la deuda como programas de gestión de la deuda, consolidación de crédito, liquidación de deudas o, si las cosas están muy lejos, quiebra. Los asesores de crédito te asesoran sobre la creación de presupuestos y recomiendan una solución que puedes tomar o dejar. Aprovecha eso.

3. Inscribirte en un programa de alivio de la deuda, pero no entender lo que se espera.

Es raro obtener una solución rápida para los problemas económicos. Si esa es una de las promesas que escuchas, comienza a buscar en otra parte.

Remedio: Lo primero que hay que entender es que los programas de alivio de la deuda suelen tardar de 3 a 5 años, así que ten paciencia. Segundo, revisa la compañía que elijas para saldar tu deuda. Las cooperativas de crédito, las universidades y las bases militares deberían ser fuentes confiables de recomendaciones. Asegúrate de que cualquier organización que elijas tenga licencia y no tenga un registro de quejas de los consumidores.

4. No crear un presupuesto práctico.

Es difícil, no imposible, obtener el control de tus finanzas a menos que tengas un presupuesto. La gente piensa que es demasiado trabajo... hasta que obtienen $ 20,000 en deudas de tarjetas de crédito y se preguntan cómo sucedió.

Remedio: Desarrollar un presupuesto por áreas que cubra necesidades financieras como vivienda, alimentos, atención médica, seguros y educación, pero aún así, crea espacio para hacer pagos de deudas. Guarda las tarjetas de crédito y paga solo en efectivo. Eso podría significar reducir (o eliminar) cosas como salir a comer, entretenerse, comprar ropa nueva, automóviles o aparatos electrónicos, pero si estás decididas a eliminar las deudas, operar con un presupuesto y pagar en efectivo es un buen comienzo.

5. Tratar de pagar varias deudas a la vez.

Los consumidores con múltiples deudas (tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos estudiantiles, etc.) a menudo intentan abordar cada uno cada mes. ¡Mal movimiento!

Remedio: acude a tu presupuesto, gasta los recursos en todo menos en lo esencial, y crea un excedente de $ 100 (o preferiblemente $ 1,000) que va directamente a la tarjeta de crédito con la tasa de interés más alta. Cuando se haya amortizado, ve después de la tarjeta con la siguiente tasa de interés más alta y continúa hasta que se elimine toda la deuda de la tarjeta de crédito.

6. Cierre de cuentas cuando son canceladas.

Solución: La solución a este problema es simple: cancela la cuenta, pero no la cierre. Los sistemas de calificación crediticia no solo dependen de cuánto dinero debes, sino también de cuánto crédito tienes disponible. Tener crédito disponible, pero no usarlo, muestra moderación y puede mejorar tu puntaje.

7. Decide dejar de contribuir a una cuenta de jubilación.

Si bien parece tener sentido dedicar cada dólar posible a eliminar la deuda hoy, a largo plazo, es un error costoso.

Remedio: contribuye con al menos el 5% - 10% de tus ingresos a los ahorros de jubilación tan pronto como comiences a trabajar. El tiempo es la herramienta más poderosa en ahorros para la jubilación. Cuanto antes comience a contribuir a uno u otro fondo de jubilación, mejor te jubilarás. Encuentra otros lugares en tu presupuesto para pagar cuentas de tarjetas de crédito.

Artículo relacionado: Como Ahorré $865 Dólares En 5 Minutos

8. No reservar ahorros para emergencias.

Según una investigación realizada en Estados Unidos, más de la mitad de los consumidores (57%) no tienen suficiente efectivo para cubrir un gasto inesperado de USD$ 500 o más.

Remedio: es imposible predecir el desempleo, los accidentes automovilísticos o las tuberías rotas, por lo que cada hogar necesita un fondo de emergencia. Los expertos dicen que apartes de 3 a 6 meses de gastos para emergencias. Puedes tardar un poco en llegar si estás enfocada en pagar tus deudas, pero nuevamente, tiene que ser parte de tu presupuesto mensual. Reserva al menos el 5% de tus ingresos en un fondo de emergencia, al menos hasta que tengas cubiertos los tres meses de gastos.

9. No verificar que tu informe de crédito sea correcto.

La verificación de tu informe de crédito por inexactitudes es un paso importante en tu viaje para reducir tu deuda.

Remedio: revisa tu informe de crédito Revisa detalladamente para detectar morosidad y / o saldos incorrectos que afecten tu puntaje de crédito y que puedan hacer una diferencia en tu capacidad para comprar una casa o un automóvil, u obtener más crédito.

Conoce 10 Maneras De Dejar De Comprar Cosas Que No Necesitas

10. No priorizar tu deuda.

Todos tienen facturas y casi todos quieren salir de las deudas, pero algunas personas simplemente no pueden concentrarse. No es una prioridad para ellas.

Remedio: la mejor solución podría ser consolidar tus deudas y hacer solo un pago cada mes. Otra forma de enfocarte sería tomar un pedazo de papel del tamaño de una tarjeta de crédito y anotar las cinco deudas de las que quieres deshacerte. Pega ese pedazo de papel a tu tarjeta de crédito. Cada vez que llegues a esa tarjeta, recordarás que estás agregando, y no restando, problemas a esa hoja.

Salir de una deuda implica algo más que realizar un pago. Significa, como habrás notado, cambiar hábitos de gasto; aprender a hacer un presupuesto; saber a quién y cuánto debes; priorizar las deudas; la creación de fondos de emergencia y jubilación; y saber dónde encontrar ayuda cuando te sales del camino.

LO MEJOR DE NINJA MAMI

10 Errores Que Cometemos Al Pagar Deudas
10 Errores Que Cometemos Al Pagar Deudas
10 Errores Que Cometemos Al Pagar Deudas
10 Errores Que Cometemos Al Pagar Deudas