3 Secretos Para Ser Más Estratégica

3 Secretos Para Ser Más Estratégica

Es posible que hayas escuchado que cuanto más progreses en tu carrera, más "estratégico" debe ser tu objetivo. ¿Qué significa eso?

Desafortunadamente, en la mayoría de los casos resulta que estás haciendo el equivalente a tocar la guitarra y suponiendo que haces música. El problema central es que no entendemos realmente qué es estrategia.

Entonces, ¿qué es la estrategia?

Básicamente, una estrategia es un conjunto de acciones diseñadas para lograr un objetivo particular. Es como una ruta diseñada para pasar del punto A al punto B. Una pregunta más interesante es "¿qué hace que sea una buena estrategia?" Y, para eso, cito la definición de Richard Rumelt: “Una buena estrategia es un conjunto de acciones que son creíbles, coherentes y enfocadas en superar el (los) mayor (es) obstáculo (s) para lograr un objetivo particular.”

Vamos a desmenuzar esto:

  • Lograr un objetivo particular: debe quedar claro cómo se ve el éxito.

  • Conjunto de acciones: debe haber un plan concreto.

  • Creíble y coherente: el plan debe tener sentido y, de manera creíble, lograr el objetivo. No debe haber piezas conflictivas del plan.

  • Enfocada en superar el (los) mayor (es) obstáculo (s): debe haber un diagnóstico claro del (los) mayor (es) problema (s) a resolver, y el plan debe enfocar los recursos para superar esos obstáculos.

Artículo relacionado: El Poder De Enfocarse En Una Sola Cosa

Teniendo en cuenta las definiciones anteriores, echemos un vistazo a la siguiente lista de acciones "estratégicas":

Establecer metas: esto es ciertamente una parte de la estrategia, pero no es suficiente. También necesitas un plan creíble. Decir que "nuestra estrategia es establecer objetivos más agresivos" equivale a escribir cheques más grandes y no tener una cuenta bancaria real vinculada a ellos.

Aportar nuevas ideas: si no conoces el problema que estás tratando de resolver, no ayudas a generar una lluvia de ideas para un montón de soluciones. Esto es como soltar una respuesta en Jeopardy antes de que hayas escuchado la pregunta.

Trabajar más duro y motivar a otros a trabajar más duro: Trabajar duro es genial, pero no confundas la moción de progreso. Asumir que trabajar más duro es la respuesta a ganar es como suponer que los pensamientos y compartir publicaciones en redes sociales pueden resolver el cambio climático.

Escribir documentos largos: podría ser estratégico, pero depende del contenido. Cuidado con las épicas largas y extensas. Las buenas estrategias suelen ser simples, porque ejecutar un plan altamente complejo en docenas o cientos de personas tiende a no funcionar bien.

Creación de marcos de referencia: los marcos pueden ayudar a explicar conceptos, pero no son un plan. Tener buenos marcos es como tener un mapa claro. Todavía necesitas trazar un camino.

Dibujo de gráficos en la pizarra: Puede parecer impresionante, pero es probablemente una mala estrategia clásica: mucha jerga y pelusa, falta de sustancia real.

Está genial, puedes pensar. Buenas definiciones. Pero la pregunta sigue siendo: ¿qué debo hacer si quiero ser estratégica?

Aquí está el secreto: haz más de las siguientes tres tareas.

1) Crear una alineación alrededor de cómo se ve el éxito.

Esto se explica por sí mismo, pero es difícil de hacer en la práctica. Como prueba de fuego, pregúntate esto: imagina que tu equipo tiene un gran éxito en 3 años. ¿Cómo se ve eso? Escribe tu respuesta. Ahora, ve con alguien del trabajo y hazle la misma pregunta. Cuando comparas tus respuestas, ¿cuán similares o diferentes son?

No deberían ser diferentes. Ambos trabajan en el mismo equipo.

Y, sin embargo, hay muchas razones por las que pueden ser diferentes. Puede que te interesen los resultados múltiples. Puedes seguir muchos objetivos. ¿Cuáles son las más importantes? ¿Qué pasa si se intercambian unos con otros? ¿Y cómo influye el éxito de la misión de tu organización o el éxito de tu negocio? Si la respuesta no está clara para todos los miembros de tu equipo, hay trabajo por hacer.

Te puede interesar: Elimina Estas Palabras De Tu Vida Para Llenarte De Prosperidad

2) Comprende qué problema buscas resolver y para qué grupo de personas.

Imagínate que estás buscando "transformar el futuro del transporte". ¿Qué debes hacer?

Si tu instinto es comenzar a tirar ideas - ¡Coches voladores! ¡Ubers del futuro! ¡Hyperloop!.

¿Sabes cuáles son los problemas con el transporte hoy?

Tal vez lo hagas, no es difícil llegar a una lista, ya que hay muchos problemas. ¡Tráfico! ¡Asequibilidad! ¡La seguridad! ¡Contaminación! etc.

Ahora aquí está la parte difícil: ¿cuál es la importancia relativa de cada uno de esos problemas? ¿Cuáles importan mucho y cuáles importan poco? ¿Para quién importan estos problemas? Esto nos lleva a lo siguiente:

Entendiendo el ecosistema en torno al problema. Los problemas no existen en el vacío. Probablemente hay muchas otras personas que también están obsesionadas con resolver cualquier problema dado. ¿Cómo se están acercando? ¿Qué se está haciendo bien y mal? ¿Qué grupos de personas están siendo ignorados? ¿Dónde están las oportunidades para un mejor enfoque? Es tonto empezar a inventar con una pizarra en blanco. Comprender bien un problema significa también comprender su competencia y comprender los sistemas alrededor de los cuales existe este problema. Haz tu investigación: análisis competitivos, tareas pendientes, segmentación de audiencia, dimensionamiento de marketing, etc. Este trabajo es lo que crea confianza en las ideas futuras y lo que nos brinda un marco para evaluarlas.

Entender qué problemas se adaptan a tus fortalezas y debilidades únicas. No puedes resolver todos los problemas igualmente bien, entonces, ¿qué problemas puedes resolver mejor que nadie? ¿En qué eres o tu equipo realmente buenos y cuáles son sus puntos débiles?

Cuando tengas dudas sobre lo anterior, recuerda las sabias palabras de Sun Tzu.

Sustituye "enemigo" por "problema".

Si conoces al enemigo y te conoces a ti misma, no debes temer el resultado de cien batallas. Si te conoces a ti misma pero no al enemigo, por cada victoria obtenida también sufrirás una derrota. Si no conoces ni al enemigo ni a ti misma, sucumbirás en cada batalla. - El arte de la guerra.

3) Priorizar. Y corte.

Priorizar es súper difícil porque la mayoría de nosotras odiamos decir que no.

Imagina este escenario: A y B están debatiendo qué características incluir en el próximo lanzamiento del producto. A piensa que hacer X es lo más importante, mientras que B no está de acuerdo y quiere hacer Y. ¿Qué es lo fácil? Hacer tanto X como Y, por supuesto. Los sentimientos de nadie se lastiman. ¡Conseguimos nuestro pastel y lo comemos también!

Excepto el no. El tiempo, la energía y la atención no son gratis. ¿Recuerdas cómo se enfoca una buena estrategia? El enfoque es una ventaja estratégica que te permite mover más rápido en lo que más importa. Es por eso que una pequeña empresa con docenas de empleados puede ganar contra una compañía de cientos o miles. Cuanto más se diluyan sus planes al intentar hacer muchas cosas, menos probabilidades tendrá de tener una ventaja competitiva. O bien X es más importante, o Y.

No te pierdas estos 15 Trucos Para Ser Más Productiva Durante el Día

Si no puedes resolverlo, regresa e investiga más para comprender mejor el problema. La pregunta que debes hacerte no es: "¿Qué más podemos hacer para ganar?" O "¿Cómo podemos asegurarnos de que ninguna de las cosas está fallando?" En su lugar, pregunta "¿Cuáles son los puntos 1, 2 o 3? lo más importante que debemos hacer, y ¿cómo podemos asegurarnos de que vayan de manera espectacular?"

Cuando la discusión se convierta en "¿deberíamos enviar algo mediocre, o deberíamos dedicar tiempo adicional para que no tengamos que hacerlo mejor?" La batalla ya se ha perdido. O esto importa, en cuyo caso lo hace genial, no lo hagas mediocre. O no lo hagas, en caso de que no funcionara desde un inicio.

"La gente piensa que el enfoque significa decir sí a lo que te tienes que enfocar. Pero eso no es lo que significa en absoluto. Significa decir no a las otras cien buenas ideas que hay. Tienes que escoger con cuidado. En realidad, estoy tan orgulloso de las cosas que no hemos hecho como de las cosas que he hecho. La innovación es decir no a mil cosas". - Steve Jobs

Es tu momento. ¡Feliz estrategia Ninja Mami!


LO MEJOR DE NINJA MAMI

3 Secretos Para Ser Más Estratégica
3 Secretos Para Ser Más Estratégica
3 Secretos Para Ser Más Estratégica