50 Maneras de Ahorrar Cuando Vas a Tener un Bebé

50 Maneras de Ahorrar para el bebé

No te preocupes no todas ahorramos de la misma manera o simplemente no estamos acostumbradas a ahorrar. Pero ahora que tienes que pensar en un bebé, ya sea que apenas lo estás planeando o si ya viene en camino, saber hacer un buen presupuesto es una parte fundamental.

Por suerte me he dedicado a reunir 50 tips que te pueden ayudar a ahorrar dinero para la llegada del bebe.

1. Compra ropa y muebles de segunda mano.

Las tiendas de consignación a menudo están llenas de ropa de maternidad y para bebés, así como muebles o cunas que están como nuevas y a casi mitad de precio. Puede que quieras todo nuevo, a mí me pasó, y la verdad es que gasté mucho en cosas nuevas muy caras que usé muy poco, con mi segundo hijo si compré y recibí muchas cosas usadas y fue un gran ahorro y las disfrutamos como si fueran nuevas.

2. Pide prestado un moisés o simplemente no usarlo.

Los moisés solo se pueden usar hasta que el bebé comience a rodar, así que a veces está super bien si puedes pedir prestado uno o está la opción de simplemente no usarlo. Aprovecha el colecho o usa uno de segunda mano para las siestas. A mi me funcionó muy bien una cuna de colecho, sin embargo la usé solo un par de meses, así que es un gasto en el que puedes ahorrar.

Te puede interesar: 6 MANERAS DIVERTIDAS DE ENSEÑAR A LOS NIÑOS SOBRE EL DINERO

 3. Espera.

Si no está segura de qué productos funcionarán mejor para tu bebé (como biberones, chupetes, incluso pañales), compra el mínimo para comenzar y luego aprovisiónate una vez que sepas cuáles son las preferencias de tu bebé.

4. Limita las pruebas.

¿No estás embarazada todavía? Solo compra tres pruebas de embarazo para tener a la mano. Si tienes muchas, es probable que termines con un bote de basura lleno de ellas en vano.

5. Ve lento con los pañales de arranque.

Comience con un solo paquete de pañales para recién nacidos. Es posible que a tu bebé no le queden, y también crecen muy rápido. Ve comprando de la talla que necesites en ese momento. Otro buen Tip es hacer un baby shower solo de pañales, es algo que definitivamente vas a usar.

6. Amamanta el mayor tiempo posible.

Las fórmulas no son algo barato. ¡Y la leche materna es gratis y genial para el bebé! Aunque vas a tener que comer un poco más se compensa con lo que te vas a ahorrar en mamilas y fórmula, además ayuda a que tu bebé se enferme mucho menos así que doble ahorro porque no vas a tener que gastar tanto en medicinas.

7. ¿Fórmula de alimentación? Pide muestras.

Asegúrate de pedirlas en el hospital (en algunos casos solo las dan cuando las solicitas) solicita muestras en cada visita al pediatra. No seas tímida, nunca está de más preguntar. si decides usar fórmula puede ser una buena forma de ahorrar.

8. No compres cuna.

Son sumamente caras, las usan muy poco y en realidad no tienen ningún beneficio. Una vez que los bebés saben rodar y voltearse lo mejor es un un colchón al ras del suelo para que los bebés puedan desplazarse de forma segura y libre. Una vez que crezcan puedes elegir los muebles que más se adaptan a cada niño y a tu casa. Confía en mi, no te vas a arrepentir.

9. ¡Haz tu tarea!

La investigación es esencial para asegurarte de saber qué productos te dan más por tu dinero, no te vayas por las marcas famosas, averigua cuales son más seguras y duraderas, además evalúa las diferentes tiendas y los portales de internet para ver tus opciones. En cuanto a las sillas de bebé te recomiendo siempre irlas a probar a una tienda y ver los tamaños y si tu bebé se acomoda.

10. Piensa a largo plazo.

Una sillita de recién nacido, un bamboneo para la carriola son cosas super costosas que solo van a usar unos días, a lo mucho unas cuantas semanas, no gastes en ello. Si te prestan o heredan alguna genial pero si no, ahórratelas. Compra una silla que crezca con tu bebé u que pueda usar de recién nacido hasta los tres o cuatro años.

11. Compra a granel.

Si sabes que necesitas mucho de un producto en especifico como pañales o formula, es una buena opción comprar a granel, esto te ayudara a ahorrar dinero. Es importante que consideres las etapas y tamaños para que no compres algo que no vas a usar. Yo compré mucho shampoo/jabón para bebé me han durado tres años y los uso todos los días.

12. Haz tu propia comida para bebés.

Cuando el bebé comience a comer sólidos, una opción es hacer tu la comida para tu bebe, vierte los vegetales cocidos en la licuadora y guarda las comidas en el congelador: el dinero que ahorrarás hace que valga la pena el esfuerzo adicional.

13. Olvídate del edredón y ropa de cama de bebé.

Ya que el bebé no lo usa realmente, no es realmente necesario, además de que es muy peligroso durante el primer año ya que el bebe puede ahogarse.

14. Ponte manos a la obra.

Los proyectos de bricolaje toman un poco de tiempo, pero te pueden ahorrar mucho dinero, además le ponen un toque personal y divertido.

15. Olvídate de los juguetes de lujo.

Los bebes se entretienen con cualquier cosa, no son necesarios los super juguetes, los puedes entretener con cucharas, cajas de cartón o cosas super básicas.

16. Olvídate del cambiador.

No son realmente necesarios o en su lugar puedes cubrir el tocador con una almohadilla para cambiar y agregar algunas canastas para almacenar.

17. Cocina.

En lugar de comer fuera u ordenar comida, puedes cocinar para toda la semana y congelar.

18. Busca las rebajas.

¿Encontraste un producto que amas? Calma. Comprar a un mejor precio puede ayudarte a ahorrar lo suficiente para futuros gastos.

19. Pregunta.

Pregunta a tus amigos, familiares y en grupos si tienen cosas de bebés que ya no van a usar. Sin pena, seguramente tienen cosas de las que quieren deshacerse y que te pueden servir. Además es bueno para el planeta darle nueva vida a las cosas.

20. Obtén equipo convertible.

Al igual que con los muebles, hay carriolas que se pueden convertir en asientos para el coche, tener este tipo de productos te pueden ahorrar mucho dinero y espacio.

21. No compres muchos zapatos.

Antes de que el bebé camine (y en ocasiones por un tiempo después), los zapatos no son realmente necesarios. Los calcetines sirven más que perfectamente. Se ven muy lindos, pero son caros y no sirven para nada, al contrario limitan el desarrollo de sus pies. Es mucho mejor que aprendan a caminar sin zapatos.

22. Cuida tu propia salud física y mental.

Mantener a mamá y papá sano es esencial y puede ayudar a ahorrar en gastos médicos.

23. Compra marcas genéricas y menos caras.

¿Las marcas de bebé realmente hacen una diferencia? Para lo rápido que creen, en ocasiones es casi un derroche absurdo.

24. A prueba de bebé.

¡Preparar tu casa para prevenir accidentes puede ayudarte a ahorrar en costos médicos (sin mencionar el estrés)!

25. Consigue una banda de maternidad (bella band).

Este increíble invento te mantendrá en tus pantalones antes del embarazo por mucho más tiempo, ahorrando dinero en ropa de maternidad. Incluso puedes hacer la tuya recortando una vieja camiseta de algodón elástica a la medida de tu cintura

26. Espera la ropa de maternidad hasta que realmente la necesites.

Ignora la necesidad de comprar ropa de maternidad solo porque estás emocionada de estar embarazada, cómprala cuando realmente la necesites y de verdad ya no quepas en tu ropa. te recomiendo que compres playeras de amamantar que te sirven en el embarazo y en la lactancia y son muy cómodas.

27. Pide prestada ropa de maternidad.

Solo los usas por unas pocas semanas, busca una amiga que esté dispuesta a pasarte la suya.

28. Guarda la ropa del bebé para los futuros hermanos.

Si no planeas tener más bebés, ¡dónala para ayudar a otra persona a ahorrar!, pero si estas pensando en tener más hijos guardar esta ropa te puede ayudar a ahorrar mucho dinero.

29. Intenta trabajar desde casa.

Muchas mamás pueden equilibrar el trabajo de medio tiempo con el cuidado del bebé, de esta manera no pierdes dinero en el cuidado de los niños y trae algunas ganancias adicionales.

Artículos relacionados: PREPARA A TUS HIJOS PARA EL EMPRENDIMIENTO

30. Obtén un buen seguro ANTES de concebir.

Asegúrate de conocer las políticas de tu seguro antes de quedar embarazada y de estar absolutamente segura de que tiene cobertura. Existen leyes que prohíben considerar el embarazo como una "condición preexistente", pero la ley contiene varias lagunas legales que podrían dificultar su cobertura prenatal, especialmente si estás cambiando de un plan individual a otro o de un plan de salud grupal a un plan individual. Generalmente te piden que pase un año de que contrataste el seguro a que nazca tu bebé.

31. Pierde peso antes de quedar embarazada.

La obesidad aumenta los gastos médicos y los riesgos de complicaciones en el parto.

32. Considera los pañales de tela.

Esto puede ser una alternativa muy buena tanto ecología como para ahorrarte una buena cantidad de dinero. Haz bien tus cuentas ya que son caros y gastarás, luz, agua, gas y detergente para lavarlos.

33. Encuentra clases baratas de maternidad.

Si bien algunas clases de bebés tienen precios altos, muchos centros comunitarios ofrecen clases excelentes por mucho menos. Busca también cursos en línea gratuitos.

34. ¡Dona tus juguetes y equipo viejo!

Esto no solo ayuda a otras personas a ahorrar (o conseguir un juguete que nunca hubieran tenido), ¡los recibos de donación son útiles en la época de impuestos!

35. Lleva plumones de manchas en la bolsa de pañales.

Si puedes tratar esas manchas de bebé de inmediato, terminarás tirando a la basura mucho menos.

36. Compra almohadillas de lactancia lavables.

De acuerdo, los desechables no son tan caras, pero esto te ayudará a ahorrar un poco más de dinero.

37. ¡Haz un presupuesto y sigue la pista!

Si estás al tanto de tus gastos, será más probable que evites gatos innecesarios.

38. Compra cosas que duren.

Esto puede parecer una obviedad, pero te sorprenderás de la frecuencia con la que te puedes encontrar comprando cosas que están mal hechas o son desechables. Invierte en cosas resistentes que puedan pasar de generación en generación (o al menos de bebé a bebé).

39. Fíjate en las liquidaciones.

Con las liquidaciones puedes comprar un guardarropa para cuando tu bebe crezca por poco dinero. Puedes guiarte por las tablas de crecimiento para estimar el tamaño de tu bebe y no errar en la compra. Es muy importante que tengas las cosas a la vista por que si no se te puede olvidar que las tienes y nunca usarlas. Los bebés crecen muy rápido

40. Usa cupones.

No se trata de que te vuelvas una caponera extrema, solo aprovecha los descuentos con los cupones que llegan a tus manos. Ojo, no por que tienes un cupón significa que lo tienes que usar comprando cosas que no necesitas. Tómalos en cuenta cuando sí necesitas comprar algo. Por ejemplo yo trato de hacer compras grandes por temporada, de ese modo puedo aprovechar mejor los cupones que si compro una prenda a la vez.

41. Empieza una alcancía (ahorro).

Ahorra una parte de tu sueldo al mes o ahorra todos esos cambios de cada día, como prefieras, esto a la larga se puede convertir un posible fondo de vacaciones en un futuro cercano.

42. Antes de comprarlo, asegúrate de que lo NECESITAS.

Muchas veces los padres primerizos terminan con muchas cosas que al final no necesitaban o no utilizaron. Antes de comprar asegúrate de que realmente lo vas a necesitar. El calentador de toallitas, el calentador de biberones, el mueble cambiador, el bambineto, vestidos de gala para recién nacidos, zapatos de bebé, juguetes, adornos. Todas esas cosas te las puedes ahorrar. Los básicos: Una buena carriola, resistente y fácil de doblar, un muy buen asiento de coche, seguro y duradero, un canguro o rebozo, suficientes cambios de ropa cómoda y fácil de lavar (de preferencia blanca porque la puedes blanquear si se mancha, un buen termómetro, un buen saca mocos, pañales y toallitas; de ahí en fuera te puedes ahorrar casi todo.

43. No te pongas emocional.

Bueno, es más fácil decirlo que hacerlo cuando las hormonas del embarazo se están volviendo locas, pero trata de no comprar cuando te sientes súper sentimental. La emoción puede fácilmente llevarte a un exceso. Te da el síndrome del nido en el cual quieres tener todo listo antes de que llegue el bebé y vas a querer comprar absolutamente todos los gadgets y productos de bebé que te vendan, pero la realidad es que no los necesitas, al menos no ahora. Ya cuando llegue tu bebé puedes comprar lo que en verdad te haga falta.

44. Negociar.

Cuando vayas a comprar muchas cosas pide un descuento o ve si hay una compra mínima. Las tiendas departamentales te regresan una parte de tu compra si haces una lista de bebés.

45. Espera al baby shower

Recuerda que, si alguien te organiza un baby shower, es probable que termines con muchos atuendos, juguetes e incluso equipo. ¿El punto? No compres antes de tiempo. Tú o tu pareja siempre pueden ir a las tiendas después para comprar cualquier otra cosa que necesites. A mi me pasó, compré la carriola antes del baby shower y en el baby shower me regalaron dos. Así que espera al baby shower antes de comprar.

46. Recuerda para quién estás comprando.

No compres los juguetes y la ropa que a TI te gustan ... compra los que le gustan a tu bebe. Hay cosas muy lindas que a los bebés les incomodan. Y si aun no nace, espera a que o haga para que pueda elegir.

47. Compra los mejores pañales.

Los pañales de la marca de la tienda pueden ser menos costosos, pero es probable que a la larga ahorres dinero al evitar las limpiezas y el desecho de la ropa que resultan de accidentes de pañales baratos. Confía en mí. No digo que compres los más caros solo por que sí. Pero busca los que te funcionan mejor aunque cuesten un poco más.

48. Los gemelos no siempre significan doble.

¿Tener dos en uno? Resiste la tentación de comprar dos de todo: los pequeñines pueden compartir la mayoría de los artículos.

49. Sáltate la bañera del bebé.

El bebé crece rápidamente, te recomiendo comprar una tina de plástico barata en el supermercado. La usarás muy poco y después ya puede bañarse en regadera.

50. ¡Pide consejo!

Pregúntale a otras mamás qué rincones financieros desearían haber conocido y en cuales podrían haber ahorrado más.

Lo Mejor de Ninja Mami

50 Maneras de Ahorrar para el bebé
50 Maneras de Ahorrar para el bebé