6 Señales de que Necesitas Enfocarte Más

6 Señales de que Necesitas Enfocarte Más

En este artículo conocerás las señales que harán que te des cuenta de lo distraída que estas, o lo enfocada, para lograr tus metas. Como te darás cuenta, todas ellas dependen de ti. El que no estés enfocada debidamente en lo que deseas no es por cuestiones externas.

1. No tienes tu Top 3 de metas

¿Cómo se supone que debes saber el camino a seguir cuando no tienes idea de dónde quieres llegar? Establecer metas que son importantes para ti es el primer paso para aclarar tus prioridades. Una vez que conozcas tus 3 objetivos principales para los próximos 6-12 meses, será fácil priorizar todo en tu vida. Solo necesitas preguntarte: ¿esto me está ayudando a lograr mis objetivos, sin afectar mis objetivos o destruyendo activamente mis esfuerzos para lograr mis objetivos?

Te puede interesar: La Cosa #1 que Todos los Emprendedores Exitosos Hacen

2. Te distraen los objetos brillantes

Las prioridades son sobre elegir una cosa sobre otra. Si dices "SÍ" a todo, tus prioridades son inexistentes. Si dices "SÍ" a las cosas incorrectas, vas en contra de tus prioridades reales. Vivir la vida alineada con tus prioridades requiere que digas "NO" una y otra vez. Y esto incluye pequeños objetos brillantes. Estos pequeños objetos vienen en muchas formas: obvias actividades de gratificación instantánea como mirar Netflix o salir de fiesta en lugar de trabajar en tus objetivos, pero también más sutiles como reuniones, llamadas, artículos o cursos en línea que de alguna manera podrían ayudarte a lograr tus objetivos .

La clave para evitar el síndrome del objeto brillante es la siguiente: no te preguntes si algo podría ayudar a tus objetivos, pregúntate si es lo único con el mayor impacto posible en la obtención de tu objetivo. Nota importante: lo más probable es que no sea una oportunidad externa, sino la tarea más incómoda en tu lista de tareas pendientes.

3. No estás aprovechando el día

Si comienzas tu día con confusión, revisando tus correos electrónicos y conversando en la máquina de café, lo más probable es que te resulte difícil reunir el enfoque y la motivación para abordar tus proyectos más importantes más adelante en el día.

No importa la hora a la que te despiertes. Importa más lo que haces con el primer tercio de tu día. Realizar el trabajo hacia tus objetivos te ayudará a ganar el día desde temprano. Sin embargo, posponer tus tareas más importantes hasta más tarde en el día aumentará drásticamente la probabilidad de no lograrlas.

4. No estás dedicando el suficiente tiempo para tus prioridades

No planificar tu semana es malo. Planear tu semana sin tus prioridades en mente es aún peor. Significa que puedes manejar todo "en su plato", pero en realidad no progresarás hacia tus objetivos, porque estás demasiado ocupado atendiendo las prioridades de otras personas.

Tus prioridades son sobre ti y tus metas. A menos que bloquees el tiempo de forma proactiva para ellos y elijas sistemáticamente priorizarlos en lugar de cosas menos importantes, te encuentras en un estado reactivo en el que solo estás siguiendo las prioridades de los demás.

No te pierdas estas 5 Sencillas Acciones para Mejorar tu Vida en el Trabajo

5. No puedes distinguir entre urgente e importante

¿Has oído hablar de la Matriz de Eisenhower o  Matriz Urgente vs Importante? Es una herramienta realmente poderosa. Consta de 4 cuadrantes que clasifican tus actividades diarias según dos parámetros: nivel de urgencia y nivel de importancia. En el siguiente enlace puedes conocerla más a fondo: http://www.ticbeat.com/empresa-b2b/como-usar-la-matriz-del-tiempo-de-eisenhower-para-organizarte/

Las personas más efectivas pasan el 80% de su tiempo en el cuadrante II de la Matriz Urgente vs. Importante. Esto les permite trabajar de manera proactiva en nuevas oportunidades y proyectos de alto rendimiento en lugar de dedicar todo su tiempo a reaccionar ante problemas urgentes y las necesidades de otras personas. Como resultado, pueden progresar significativamente hacia sus objetivos, prevenir activamente que ocurra una crisis y llevar una vida más equilibrada, tranquila y enfocada. Las personas más ineficaces, por otro lado, pasan la mayor parte de su tiempo en el cuadrante III y IV, pensando que están en el cuadrante I.

6. No mides la efectividad de tus esfuerzos

Si perder peso es tu objetivo o no, depende de ti. Pero qué métodos usar para llegar ahí es una historia diferente. ¿Has oído el dicho "tus abdominales están hechos en la cocina"? Este es un ejemplo de prioridades cuando se trata de perder peso. Puedes pasar horas en el gimnasio, pero si comes la comida equivocada, no llegarás a donde quieres estar. Lo mismo aplica para otras áreas de tu vida: elige tus propios objetivos, pero asegúrate de tener una forma de medir la efectividad de las estrategias que usas para lograrlo.

Otro ejemplo: en mi negocio, la construcción de mi lista de correo electrónico es una prioridad, pero qué tácticas y proyectos priorizar deben basarse en lo que funciona y no en lo que me apetece.

Ahora que conoces estas señales, te invito a analizarlas de acuerdo a tu trabajo y vida diaria. ¿Hay algo de esto que haces o hacías? El punto es que debes evitar caer en esto para poder ser más productiva, recuerda, es de suma importancia mantenerte enfocada en lo que realmente importa para alcanzar tus metas, no te enrolles en lo que no debes.

LO MEJOR DE NINJA MAMI

6 Señales de que Necesitas Enfocarte Más
6 Señales de que Necesitas Enfocarte Más
6 Señales de que Necesitas Enfocarte Más
Val Escobedo