Loading...

APLICA ESTAS 6 TÉCNICAS A LA HORA DE INICIAR TU NEGOCIO

Vivimos en una época en la que la mayoría de nosotras pensamos que para poner un negocio hay que endeudarse, en ocasiones ni siquiera se nos ocurre la posibilidad de ahorrar el dinero que necesitamos para empezar el negocio y no endeudarnos.

Una de las razones por las cuales no se nos ocurre, es que muchas de nosotras no tenemos o no ganamos el “suficiente” dinero para iniciar un negocio. Y menos en esta época en donde la palabra “paciencia” está ausente de nuestro vocabulario y no estamos dispuestas a esperar o abstenernos de ciertos gatos extras para ahorrar lo necesario.

El triste estado del ahorro en el que vivimos

De acuerdo con estudios de GoBankingRates en 2017, las personas promedio tiene una cuenta de ahorro bastante escueta. Más del 57% de las personas tiene menos de $1,000 en el banco, mientras que el 39% dice que no tiene nada ahorrado. Y solo una de cada cuatro personas tiene $10,000 o más ahorrado.

Claro que cada situación es diferente.

La regla por excelencia es que debes tener el equivalente a tu salario anual ahorrado a la edad de 30 años. Y cuando llegues a los 35 y 40 años, debes tener dos y tres veces tu salario anual ahorrado respectivamente. Y que cuando cumplas los 65 años, debes haber ahorrado ocho veces tu salario anual.

Pero la falta de conciencia en cuanto al ahorro es una realidad para muchas personas, y es aún más problemático cuando esto se combina con el aparente amor por las deudas.

Una deuda alta con ahorros mínimos es una receta perfecta para el desastre, y esto es un factor que te impide lograr tus objetivos, como el de comenzar un negocio.

Cuando no tienes suficiente dinero para iniciar un negocio, tienes que pensar en una alternativa, como cambiar tus hábitos de finanzas y encontrar una mejor manera de aumentar tus ahorros.

No existe una formula exacta para empezar un negocio. A veces se empieza como un pasatiempo y termina convirtiéndose en algo mucho más grande de lo que pensabas, y otras veces comienza como un negocio súper en serio y formal y termina convirtiéndose en algo completamente distinto.

No importa de qué manera empieces, el chiste es empezar y no acarrear ninguna deuda en el inicio de tu negocio.

Para esto es importante revisar tus hábitos de ahorro y controlar mejor tu situación financiera. Aquí hay algunas maneras de empezar.

1.Deshazte de tus deudas.

Empecemos con este tema que a nadie le gusta discutir: las deudas. Parece que todas las tenemos, sin embargo, muy pocas de nosotras nos ocupamos de ellas hasta que no podemos más.

Ya sea una deuda por un prestamos, por comprar un coche, una tarjeta de crédito, hipoteca o cualquier cosa, hay que ocuparse de ellas de una manera consciente.

Una buena idea es hacer un cálculo rápido de todos los pagos mensuales que tengas.

Si eres como la mayoría de las personas gastas mucho dinero en los pagos de deudas pagando lo mínimo que puedes pagar. Concéntrate en una deuda a la vez, y cuando menos lo esperes esas deudas habrán desaparecido y todo ese dinero lo podrás invertir en empezar tu nuevo negocio.

2.Reduce tus gastos innecesarios

¿Cómo puedes atacar agresivamente la deuda con un ingreso limitado? La primera respuesta es reducir tus gastos innecesarios y destinar ese dinero a tus deudas.

Entre comer fuera, salir los fines de semana, y comprar cosas que realmente no necesitas, o los famosos gastos hormiga, seguro estás gastando una cantidad de dinero razonable al mes.

Te recomiendo tener un presupuesto fijo al mes para estas cosas, así tendrás una mejor idea de en qué estás gastando tu dinero y lo podrás invertir de una manera mas inteligente.

3.Automatiza tus ahorros

Es muy fácil quedar atrapada en los gastos, tanto que ni siquiera pensamos en ahorrar. Con el tiempo, esto puede tener efectos bástate dramáticos. Pero hay maneras de lidiar con este problema, automatizar el proceso de ahorro es una de las opciones más inteligentes.

Encontrar un banco que te ayude a automatizar tus ahorros es una buena manera de comenzar.

En un articulo para la revista Entrepreneur, el empresario Renzo Costarella llama a ChimeBank.com como una de las mejores aplicaciones de ahorro de dinero en el mercado.

“La aplicación de banca móvil también ofrece una cuenta de ahorros automática, que te permite comenzar a ahorrar dinero sin pensarlo, al reservar automáticamente el 10 por ciento de cada cheque de pago que deposites en Chime”, explica Costarella. “También puedes habilitar el redondeo de tus compras y transferir la diferencia a tus ahorros cada vez que uses la tarjeta de débito Chime”.

Otras aplicaciones de ahorro pueden ser, Digit, Clarity Money, Qapital, Mint, Acorns y más. La clave es encontrar una solución que te saque de ella. A veces en tus finanzas eres tu peor enemiga y las soluciones automatizadas como estas te mantendrán conectada a tierra para volverte tu mejor aliada. Busca alguna opción con tu banco local que te permita ahorrar de forma automática o al menos de forma más consistente, en México te recomiendo Piggo

4. Hazte esta pregunta

Cuando te encuentres en una tienda, ya sea un supermercado, una tienda de comestibles u otro tipo de tienda trata de mantenerte al tanto de lo que estás gastando. Antes de colocar algo en tu carrito de compras, hazte esta pregunta simple: “¿Realmente necesito esto?”

La mayoría de las veces, la respuesta honesta a esta pregunta será “no”. Lo más probable es que no te guste la respuesta, pero así evitarás gastar dinero en cosas que no necesitas.

5. Comienza pequeño y lento

Cuando empiezas un negocio por primera vez, existe la tentación de hacer todo de una vez. En muchos casos, las nuevas empresarias pueden llegar a concentrase en cosas que no son indispensables o básicas para el negocio, y se pierde el tiempo y el dinero para cosas que son más importantes después.

 “Los materiales de marketing son la parte divertida de comenzar un negocio: elegir un logotipo, diseñar tarjetas de visita, elegir gráficos y colores para su sitio web, etc. Desafortunadamente, quedar atrapada en los colores y los patrones no te hace ganar dinero”. Admite la empresaria Nicole Crimaldi. “Sí, los materiales de marketing son importantes, pero ganar dinero es más importante”.

6. Reinvierte tus ganancias

La regla final es simple en teoría, pero desafiante en la práctica. El primer impulso que todas tenemos es gastar el dinero del negocio, pero es una práctica mucho más sólida reinvertir las ganancias. Esto te permitirá continuar creciendo sin necesidad de endeudarte.

Al final, la manera en que administres tu negocio y el dinero es la clave para determinar el éxito o no. Mientras que para algunas es más rentable convertir un par de préstamos para pequeñas empresas en negocios de millonarios, para otras es mas razonable y menos riesgoso que el negocio fluya y evitar las deudas.

Cualquiera de las dos opciones es super válido, pero recuerda siempre hacer un plan de financiamiento.

No Comments

    Leave a Reply