El Marketing No Se Trata De Los Valores De Tu Empresa

El Marketing No Se Trata De Los Valores De Tu Empresa

Se trata de los valores de tu cliente y sus aspiraciones

El marketing se trata realmente de cómo los valores de los clientes se traducen en aspiraciones, inseguridades, miedos y motivaciones.

Hace poco mas de veinte años, en 1997, Steve Jobs nos dijo:

"El marketing es acerca de los valores"

Y tenía razón, por supuesto. Tenía razón acerca de muchas cosas, y el marketing en particular era donde gobernaba. Tenía razón en que la forma de hablar sobre una marca es "no hablar de velocidades y tarifas" o "bits y mega-herts" o "por qué somos mejores que Windows". Tenía razón en que el marketing se trata de beneficios, no de características. Y tenía razón cuando dijo:

"Nuestros clientes quieren saber quién es Apple y qué es lo que representamos".

Todo cierto.

Pero lo que no dijo explícitamente es que los clientes solo quieren saber "qué representa una empresa", ya que se relaciona con ellos.

El marketing, al final del día, no se trata solo de los valores de una empresa, sino de comprender lo que estos significan para un cliente, y de hacer que ese significado se sienta lo suficientemente fuerte como para que lo compre.

Artículo Relacionado: Marketing de Contenido Simple: Una Guía Paso a Paso

Ahora, el verdadero dominio de Jobs es que casi con certeza lo sabía, consciente o inconscientemente. Es casi seguro que sabía muy bien que las personas se preocupan más por sí mismas que por Apple, y él también sabía casi con certeza que ese discurso que dio no hablaba de marketing. Fue un marketing.

Por eso dijo cosas como:

"En Apple, el valor central, es que creemos que las personas con pasión pueden cambiar el mundo para bien".

Y, "Las personas que creen que pueden cambiar el mundo son las que lo hacen".

Cuando dijo esto, casi con certeza supo:

Él no estaba hablando de Apple. Y él ni siquiera estaba hablando de los clientes.

Él estaba hablando con ellos.

La gente no se preocupa por ti, las personas se preocupan por sí mismas

Y se preocupan por ti solo en la medida en que cumples con sus deseos y necesidades.

No suena bien pero, no es cínico, es un hecho. La gente no hace negocios contigo como un acto de caridad, o para obtener algo de ese dulce conjunto de valores que tienes. Ellos hacen negocios contigo porque creen que estás agregando valor a sus vidas, y cómo ese dulce valor, se alinea con los suyos.

La gente no entra a un bar simplemente porque es genial, entran porque quieren sentirse bien. No beben whisky simplemente porque es "varonil" o "fuerte"; lo beben para que se sientan varoniles y fuertes.

La gente no compraba Apple porque les gustaba Apple si no porque "creía que la gente con pasión podía cambiar el mundo". La gente compraba Apple porque querían verse a sí mismos como una de esas personas.

Y el éxito de una empresa, y su mensaje de marketing, es descubrir parcialmente lo que la gente quiere. Y parcialmente la promesa de cumplirlo.

A la gente le importa la forma en que los haces sentir

Hay una serie de empresas que venden ropa con elefantes y donan parte de los ingresos para "salvar a los elefantes".

Son populares no porque la donación haga que las personas se sientan bien, sino porque los elefantes hacen que las personas se sientan bien.

No es accidental. Estas compañías no están donando, digamos, arañas amazónicas en peligro de extinción o musgo en playas, y ¿qué pasaría?

No. Son elefantes.

¿Por qué? Es sencillo. ¿Quieres vender ropa casual de moda rápida? Mira quién lo está comprando. Una vez que sepas quién lo está comprando (y todos sabemos quién es: mujeres de entre 20 y 30 años), observa por qué lo compran: sus valores, sus inseguridades, sus deseos y motivaciones.

¿Qué valoran? ¿De qué están inseguras? ¿Cómo quieren sentirse? ¿Cómo podemos recordarles estas cosas?

Los elefantes.

Los elefantes son sociables. Son lindos. Ellos son inteligentes. Son lo suficientemente exóticos como para parecer especiales, pero no lo suficientemente exóticos para ser desconocidos. Están orientados a la familia. Ellos son fuertes. Pero están a salvo, no dan miedo. Los elefantes están en tendencia.

Te puede interesar: Canales de Estrategia de Marketing Online que Deberías Usar

Si crees que esto estás leyendo es demasiado, recuerda que hemos estado usando motivos como este desde el principio de los tiempos. Casi todos los fumadores querían ser el hombre de Marlboro, y al final del día hay que entender que, cuando se trata de sentimientos inspiradores, un elefante no está tan lejos de un vaquero.

Y el marketing se trata de averiguar quiénes son tus clientes, qué valoran y, lo más importante, cómo se manifiesta en inseguridades y aspiraciones. Y luego les muestras las soluciones en tu marca.

LO MEJOR DE NINJA MAMI

El Marketing No Se Trata De Los Valores De Tu Empresa
El Marketing No Se Trata De Los Valores De Tu Empresa
El Marketing No Se Trata De Los Valores De Tu Empresa
Val Escobedo