La Revelación del Niagara [foto]

Cuando era niña pensaba que esas cosas sólo pasaban en las películas, y que solamente algunas personas podían vivir ese tipo de vida.

Me refiero a la vida en la que puedes viajar a donde quieras, cuando quieras, conocer los lugares más impresionantes, las maravillas del mundo, los paisajes que te describen en los libros o fotos que aparecen en las revistas más famosas.

Cuando tenía 11 años encontré en el cuarto de triques de casa de mi abuela un libro empolvado sobre Canadá, me llamó mucho la atención por que en la portada aparecía un paisaje de otoño, y me fascina el otoño.

Inmediatamente lo desempolvé y lo empecé a hojear, una de las primeras fotos que vi fue de las Cataratas del Niágara, mis ojos se abrieron de incredulidad, no parecían reales, y me dije “Yo tengo que ir ahí”.

Corrí con mi abuela y le pregunté si podía quedarme el libro y a partir de ese día ver el libro ha sido una de las mayores fuentes de inspiración, como mi lugar feliz y la visualización de un objetivo claro.

 Aquí yo muy feliz en la parte conocida como “La Herradura”

Aquí yo muy feliz en la parte conocida como “La Herradura”

La semana pasada, después de 24 años, cumplí mi sueño, por fin pude visitar las Cataratas del Niágara.

Mientras tomábamos la foto, vino a mi mente el recuerdo que desde muy niña había querido estar en ese preciso lugar.  

Y no podía sacarme de la cabeza la pregunta de qué hace la diferencia entre ese anhelo de niña y un objetivo que se convierte en realidad.

“Hay que ir a conocer las cataratas del Niágara”

  • Sí, estaría súper padre, me muero de ganas de conocerlas

  • Si, hay que ir

“Oye, hay que iniciar nuestro propio negocio”

  • Si, hay que ver cómo está eso y cómo empezar

“Quiero aprender eso de los negocios por internet, suena interesante”

  • Si hay que ver qué onda con eso

  • Para eso hay que saber inglés

  • Si hay que aprender inglés

¿Te suena familiar?  Seguramente has escuchado, o dicho, ese “hay que” millones de veces y nunca haces nada de lo que “hay que” hacer.

Elimina los “Hay que” de tu vida y consigue tus sueños

Tener objetivos representa una responsabilidad y muchas veces para quitarnos esa responsabilidad nos ponemos muchos pretextos, como, es que es súper caro, tienes que tener Visa, es que no sé inglés, primero tengo que conocer bien mi país y ya luego voy a Canadá, cuando tenga dinero, a ver si el próximo año, no se puede, es que esto, es que lo otro.

Solitas nos ponemos esa barreras y frenos y justificaciones para hacer realidad nuestros más grandes anhelos.

La forma en la que nos referimos a nosotras mismas, la forma en la que nos expresamos nos limitan y el simple hecho de decirlo, o cómo lo decimos, determina si lo vamos a hacer o no.

Hay una gran diferencia entre “a ver si mañana voy al gimnasio” y “mañana voy a ir al gimnasio a las 6”

“A ver si mañana” lo deja a la deriva, como un tal vez que no depende de ti, y si no sucede no fue tu culpa.  

“Mañana voy a ir” es un objetivo claro y si no te levantas, no cumpliste tu objetivo, lo cual pone en tus hombros la absoluta responsabilidad si sucede o no.

Y, seamos sinceras, la mayoría de nosotras evadimos las responsabilidades, es más fácil echarle la culpa a alguien, o algo, que asumir que fallamos o que no estamos haciendo lo que se tiene que hacer para que esos “anhelos” o sueños se cumplan.

Mi conclusión al estar ahí con ese sueño cumplido fue que la clave para que esos deseos se hagan realidades son las instrucciones que le damos a nuestra mente, cómo nos hablamos a nosotras mismas.  

Si dejamos de poner excusas y nos damos la orden de lo que tenemos que hacer lo vamos a lograr.

Los obstáculos se convierten en simples pasos y si ponemos en nuestra mente y en nuestra boca palabras positivas, en vez de ofuscarnos y auto sabotearnos, nos llenamos de energía y motivación que hacen el camino más fácil y también más emocionante.

Tu puedes vivir esos sueños “de película” y convertirlos en tu realidad.  ¿Cómo? Lo primero es decidir hacerlo y tomar acción.

No esperes mas!!!

-Val Escobedo [Ninja Mami]

Lo Mejor de Ninja Mami