Loading...

Presupuestos Perfectos para Madres Primerizas

Presupuestos para madres

Convertirse en madre debe traer sobre todo emoción y alegría, pero cuando llegamos al tema de los presupuestos para madres, un poco de pánico es normal, especialmente en madres primerizas.

Después de todo, un estudio reciente de NerdWallet descubrió que solo en el primer año, el costo de criar a un bebé puede ascender a más de $ 21,000 dólares.

En este articulo me he dado a la tarea de recopilar algunos de los gastos que se suman al presupuesto con la llegada de un bebé. No dejes de tomar en cuenta que las finanzas seguirán en constante cambio durante los años próximos a la llegada de este nuevo integrante a la familia, pero mantén la clama, cuando se trata del presupuesto para la maternidad, las claves son la preparación y la flexibilidad.

Apégate a los conceptos básicos para hacer un presupuesto

Es muy probable que tus gatos e ingresos cambien con la llegada de un bebe, pero el enfoque de tu presupuesto no tiene que hacerlo. Si estás batallando para que tus ingresos alcancen para cubrir tus gastos deudas y además ahorrar, puedes intentar dividir tus gastos en un 50/30/20.

Esto quiere decir que:

50% será para las necesidades tales como cuentas de la casa, renta, transporte y gastos recurrentes como paules, alimentación y salud.

30% para gastos que no son de primera necesidad como esparcimiento.

20% para ahorros y pagos de deudas tóxicas, como préstamos con una fecha límite de pago y tus tarjetas de crédito.

Al dividir así tus gastos puedes encontrarte que tus necesidades consumen más que el 50% de tus ingresos, pero eso es poco probable. El punto es que hagas un seguimiento de tus gastos y puedas tener un mejor control de ellos.

Con este método de 50/30/20 puedes darte una mejor idea de cómo se desglosa tu presupuesto actual. Una vez establecida una línea a seguir será más fácil realizar un seguimiento mes con mes.

Artículo relacionado: 4 MANERAS DE SER MEJOR CON EL DINERO

Determina tus prioridades financieras

A menudo los padres primerizos se apresuran a ahorrar para la educación de sus hijos y eso está bien, siempre y cuando no sea a costa de la su seguridad financiera actual y futura, después de todo siempre se puede pedir un préstamo para la universidad, pero no para la jubilación.

Una vez que tengas una pequeña cantidad de dinero ahorrada para emergencias, tus prioridades financieras deberían ser las siguientes.



1. Ahorro para la jubilación: para asegurarte de que estás ahorrando lo suficiente para tu jubilación, lo ideal es que reserves un 15% de tus ingresos, pero si no al menos ahorra lo suficiente para una eventualidad, lo ideal es conseguir un ahorro que te genere dinero por ejemplo comprar una propiedad que te deje una renta d ella que puedas vivir cuando ya no puedas trabajar.

2. Paga tus deudas: salda todas las deudas que puedas (las más dañinas, las que no te dejan vivir tranquila o comprometen tu bienestar). Salda todos los préstamos que puedas, paga las tarjetas de crédito y las hipotecas que puedas llegar a tener, esto en ocasiones impiden centrarse en otras prioridades financieras.

Haz un fondo de emergencia: construye un fondo con el objetivo de obtener lo suficiente como para reemplazar varios meses de ingresos.

Una vez que estés progresando en estos elementos, puedes pensar en estrategias de ahorro más a futuro.

Practica vivir con menos

Cuando se trata hacer un presupuesto para la maternidad, las claves son la preparación y la flexibilidad de partes iguales.

Los ingresos pueden cambiar después de tener un hijo, aunque sea temporalmente. Ya que uno de los dos puede tomar una licencia de maternidad o paternidad no remunerada, o dejar por completo el trabajo.

Puedes practicar vivir con ingresos mas bajos en los meses previos a la llegada del bebé. Sheri Conklin, una PPC y fundadora de Conklin Financial Planning en Florida, Nueva York, sugiere dejar de lado los ingresos de los futuros padres que se quedarán en casa para acostumbrarse a un presupuesto más pequeño y ahorrar para el cuidado de niños y otros próximos gastos. Recuerda vivir con menos no significa vivir en pobreza, al contrario, al estar tranquila puedes vivir con mañas abundancia y menos carga financiera que se roba tu bienestar.

Anticipa gastos que pueden cambiar.

“Tienes muchos gastos asociados con ser madre, pero muchos de ellos no durarán para siempre”, dice Conklin. La fórmula, pañales y guardería son solo algunos que se reducirán del presupuesto a medida que tu hijo crezca, y los costos como las clases de baile y el seguro de automóvil eventualmente ocuparán su lugar.

Mientras tanto:

Puedes calcular la cantidad que gastarás en el primer año contemplando estos gastos.

Cotiza el precio de las guarderías cercanas a tu casa.

Investiga la manera de reducir costos en tu seguro de salud.

Puedes comprar algunas cosas de segunda mano.

Compra en mayoreo las cosas que vas a usar mucho como toallitas de bebé.

Anticipa cuánto tiempo durarán estos costos. Muchos costos para los padres primerizos son gastos únicos, como el de la cuna y la carriola. Otros continúan solo por unos pocos años, como las guarderías o los pañales.

Te puede interesar: ¿NO TE ALCANZA EL DINERO?

Prepárate para cuando no hay suficiente

A veces simplemente no hay suficiente dinero. Recortar gastos y aumentar el ingreso familiar son las dos estrategias básicas para equilibrar tu nuevo presupuesto, pero esto puede ser más fácil decirlo que hacerlo. Si aún no logras hacerlo, puede que estas opciones te sean de ayuda.

-Puedes encontrar nuevas formas de ganar dinero.

-Pide un aumento o encuentra un trabajo mejor pagado.

– Vende tu automóvil si ya no vas a usarlo.

-Refinancía tu hipoteca y/o considerar refinanciar préstamos estudiantiles.

-Vende todas las cosas que no necesitas, créeme tienes muchas, ropa, zapatos, relojes, adornos, muebles, electrodomésticos, si revisas bien tu casa verás que hay muchísimas cosas que simplemente no usas o no te gustan, puedes venderlo todo. Yo lo hice y gané mi ingreso de dos meses.

-Elimina las suscripciones mensuales innecesarias, como gimnasios, revistas, planes de celular, teléfono fijo, tv de paga, y todo eso que no te aporta bienestar,

Con la llegada de los hijos habrá algunos gastos fuertes y sacrificios por hacer, pero en muchas ocasiones esto solo es en un principio.

Así que ya cuentas con estas excelentes tips para hacer un presupuesto para cuando llegue el nuevo integrante de la familia.

Presupuestos para madres
Presupuestos para madres